“Cricket sin Fronteras” jugó en Roma un partido por la inclusión

Un equipo del programa deportivo argentino de inclusión “Cricket Sin Fronteras” se medirá este 7 de octubre con el St Peter’s Cricket Club, el equipo de cricket de la Santa Sede, en un partido del fixture oficial del Vaticano. El grupo está formado por jóvenes de la Villa 21-24, de Barracas, Villa La Cárcova, José León Suárez, y de las escuelas Nº 39 y 51 de José León.

Un equipo del programa “Cricket Sin Fronteras”, viajará a Roma este 4 de octubre para jugar un partido contra el equipo del papa Francisco, en el marco de una actividad de inclusión y oportunidades para los jóvenes de la periferia.

El equipo, formado por jóvenes de la Villa 21-24, de Barracas, de Villa La Cárcova y de las escuelas Nº39 y Nº51, de José León Suárez, será el primer conjunto americano en participar del torneo que se lleva a cabo en el Vaticano. El partido se disputará el 7 de octubre, en el marco de un viaje cultural, formativo y religioso, que significó un gran esfuerzo para el cuerpo técnico.

Los sacerdotes Jose María Di Paola, de la parroquia San Juan Bosco, de José León Suárez, y Lorenzo De Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé, de Barracas, despedirán y bendecirán a los jóvenes de Cricket Sin Fronteras, que coordina Daniel Juárez, junto a Franco Sivila, Hernán Fennell y Silvina Román, quienes cumplirán el sueño de llevar a los jóvenes a una gira cultural, deportiva y religiosa, que se convertirá en un mensaje del Santo Padre por un deporte sin barreras, por un mundo sin excluidos, por la oportunidad a los jóvenes de las periferias y por la cultura del encuentro.

“Somos el primer equipo americano en ir a jugar este partido al Vaticano, con la responsabilidad que eso conlleva y el esfuerzo que fue. Todo llevó mucho trabajo, nadie nos regaló nada. Siempre fuimos a buscar mediante reuniones, contactos y buscar auspiciantes para poder ir a cumplir el sueño de los chicos y nuestro, porque se hizo nuestro sueño”, dijo a AICA el coordinador de sedes, Franco Sivila. “Nunca nos dimos por vencidos, sabiendo que se podía dar esta posibilidad de viajar, y ahora estamos a sólo horas del viaje”, manifestó.

El sueño del viaje a Roma se hará realidad gracias a la colaboración del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano, de la Fundación Banco de la Nación Argentina, la Secretaría de Culto de la Nación, Emprendedores21.com, Assist Card, Southern Cross Entertainment LLC, Caminos Religiosos, Señales del Cono Sur, Atelier Du Corps, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Winners Argentina y muchas entidades y particulares que permitirán a esos chicos ver al Santo Padre y pedir por sus familias y amigos, celebrando una misa en la Basílica de San Pedro por los jóvenes de las periferias de la Argentina y del mundo.

“Vamos con los chicos de la periferia, como lo llama Francisco. Más que nada va a ser un viaje para integrar y alentar a los futuros equipos que están trabajando de la misma manera que nosotros, apostando a la inclusión y la integración, con chicos de las villas y también, este año, de las escuelas”, sostuvo el coordinador Sivila. “También tiene que ver con un mensaje de unión, y con demostrar el avance de los chicos que en dos años aprendieron un deporte nuevo”, añadió.

“No solamente viajan chicos del programa Cricket Sin Fronteras, integrado por Caacupé Cricket y Cricket San Juan Bosco, sino que también nosotros este año trabajamos con las escuelas, tanto la Nº 51 como la Nº39, y tenemos en el equipo un integrante de cada escuela, que además lograron integrarse a un equipo desconocido, lo que consideramos que es lo más importante”, detalló a AICA.

El coordinador manifestó un gran orgullo al ver que “chicos que al principio casi no hablaban, ahora los podemos ver entrenar y sociabilizar como si hubiesen entrenado toda la vida”, ya que fue un proceso “que se fue dando de a poco con la constancia de los chicos. Hoy estar a horas de viajar es un logro tanto para ellos como para nosotros, que tocamos todas las puertas por la ilusión de ellos”.

Cricket en la Argentina
El proyecto surgió en 2009 cuando el presbítero José María Di Paola se desempeñaba en la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, en Barracas. Junto con su amigo Daniel Juárez, hoy coordinador general de “Cricket Sin Fronteras”, introdujeron el nuevo deporte, que en pocos años cosechó cuatro jóvenes campeones sudamericanos.

En 2015, el padre Di Paola y Daniel se acercaron a Franco Sivila y a su amigo Juan Pablo Corregidor, ambos estudiantes de la Confederación Argentina de Deportes, con la propuesta de comenzar en José León Suárez, donde el único proyecto deportivo era el de atletismo.

“La nueva propuesta abarcaba el trabajo en la villa, con los jóvenes, y se trataba de un desafío nuevo e interesante. Luego de la experiencia de tener una introducción en el rugby, en el handball, un poquito de cada deporte, depositarnos en el cricket fue una experiencia muy linda en la que aprendimos muchas cosas”, afirmó el coordinador de sedes.

“A los chicos los fuimos educando a base del cricket. El cricket te demanda mucho respeto, cordialidad con todos tus colegas, una cierta formación del habla inglesa, entonces empezamos a trabajar en ese sentido”, relató Franco.

Al comienzo, el equipo técnico estaba formado por cinco personas. Hoy, el grupo de trabajo se duplicó: El coordinador general es Daniel Juárez, Franco Sivila es el coordinador de sedes, las entrenadoras son Silvina Román y Jacqueline González; el profesor y entrenador de la Selección argentina de cricket es Hernán Fennel, los preparadores físicos son Hernán Ríos y Juan Pablo Corregidor. Las relaciones institucionales están a cargo de Cristóbal Costa.

Uno de los alumnos, Cristian Castillo, se integró el año pasado a la Selección argentina de cricket, y también participará del viaje a Roma.

Deporte, educación y valores
“Somos un cuerpo joven y con mucha experiencia a la vez, que tratamos de inculcar el respeto, la integración, la inclusión de las mujeres, porque es un deporte mixto, y de esta manera apuntamos a grandes cambios en el comportamiento y la conducta de cada uno de los chicos”, añadió Sivila.

“Uno de los valores en el que más hincapié hacemos es en el respeto y la educación de cada uno de nuestros chicos, que se sientan cómodos entrenando, aprendiendo, porque son chicos que están aprendiendo a cada paso lo que les podemos enseñar, lo que les podemos brindar desde nuestro humilde lugar: el apoyo escolar y el valor del estudio, del esfuerzo, la educación, del diálogo, del respeto a los mayores. Son procesos que muchos no tienen la posibilidad de aprender en sus casas, entonces nosotros por medio de nuestro programa de inclusión tratamos de hacerlo”, concluyó.

Un presente muy especial para Francisco
La delegación de Cricket Sin Fronteras llevará obsequios para el papa Francisco. Entre ellos, dos bates de madera confeccionados por los presos del Penal Nº46 de San Martín, que serán bendecidos por el Pontífice.

Se trata de los primeros bates que se fabrican en la historia de este deporte en la Argentina, y promueven una acción conjunta con los jóvenes del Hogar de Cristo, centro de recuperación de adicciones de la parroquia San Juan Bosco de villa La Cárcova, para que ambas realidades se unan en una acción por los niños y niñas del barrio donde se desarrolla el cricket como escuela de vida.

Cricket Sin Fronteras
Cricket Sin Fronteras es un proyecto que congrega a más de 300 chicos en el deporte inglés, y que tiene como objetivo achicar la brecha entre los derechos formales de los niños y su ejercicio efectivo.

Gracias a sus méritos y resultados, fue promovido por la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) al Premio Poliedro por la Paz 2017, y seleccionado finalista junto con otras 6 disciplinas de una enorme envergadura social para la decisión final. La premiación será el 7 de noviembre.

Fuente: www.aica.org