Los dos argentinos que fabrican cohetes para mandar satélites al espacio


¿Quiénes son?

Federico Brito (47) es licenciado en Enseñanza de las Ciencias y Dan Etenberg (35) es ingeniero mecánico especializado en mecatrónica.

¿Qué hicieron?

Crearon LIA Aerospace, una fábrica de cohetes, con el objetivo de poner en órbita satélites de terceros desde la Argentina.

¿Cómo lo hicieron?

Federico y Dan son dos fanáticos del desarrollo de tecnología espacial y, ya desde adolescentes, desarrollaron diversos proyectos. En el caso de Brito, su primer sistema de propulsión a combustible líquido con peróxido de hidrógeno lo creó a los 15 años. Luego fabricó cohetes a combustible líquido y a combustible sólido, y siempre que podía se acercaba al Citefa (Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas, hoy Citedef) con algún familiar para aprender sobre integración de sistemas, diseño, mecanizado, y ensayos. En cuanto a Dan, también desarrolló cohetes a combustible sólido y a sus 16 años construyó su primer turborreactor, proyecto que más adelante probaría en su carrera de Ingeniería Mecatrónica. Desde el ITBA (Instituto Tecnológico de Buenos Aires), integró el equipo que ideó el primer propulsor de los satélites argentinos Satellogic y, desde esa institución, le recomendaron que se contactara con Federico porque tenían muchas cosas en común. Luego de varios encuentros, en 2015 se propusieron desarrollar e integrar un sistema de propulsión de 2 toneladas de empuje. “Para eso tuvimos que diseñar, calcular, simular y construir un banco de ensayos, una planta productora de nuestros propelentes, tanques, líneas de combustible y el motor, entre muchos otros componentes. Luego de ensayar con éxito varias veces y con diferentes variantes ese motor, en 2019 formamos LIA Aerospace como empresa 100% privada”, explica Federico.Nuestra tecnología nos permitirá ser una de las cinco empresas del mundo que recupere partes del cohete para reutilizarlo y, también, usar combustibles amigables con el medioambiente.Federico Brito

Convertidos en emprendedores Endeavor, ahora el objetivo es dar servicios de puesta en órbita para pequeños satélites con lanzamientos desde Argentina. “En Latinoamérica, no hay proyectos ni empresas privadas con objetivos tan grandes ni ambiciosos. Nosotros estamos innovando al integrar en el ámbito nacional e internacional a los desarrolladores de los diferentes aspectos y componentes necesarios”, apunta Brito y agrega orgulloso: “Nuestra tecnología nos permitirá ser una de las cinco empresas del mundo que recupere partes del cohete para reutilizarlo y, también, usar combustibles amigables con el medioambiente”. Los proyectos que desarrollaron en 2019 fueron financiados por sus propios bolsillos. Pero desde que surgió LIA, diseñaron un plan de negocios con el que lograron una primera ronda de inversión y reunieron fondos para fabricar dos motores y dos cohetes, denominados Zonda, que en pocos años llevarán satélites al espacio

Por: Leandro Africano

Fuente: La Nación