Una aplicación ayuda a los no videntes a usar sus dispositivos móviles

A veces nos cuesta ponernos en el lugar del otro. La vida actual exige, en muchos casos, vivir a un ritmo acelerado, sin tiempo suficiente para nada. Sin embargo, a veces es preciso tomarse un tiempo para uno mismo y para pensar, también, en los demás y en sus necesidades.

Como Leonardo Javier Russo, que es porteño, tiene 29 años y es estudiante de Ingeniería de Sistemas. Y comprende la importancia de ayudar: por eso decidió hacer algo por las personas con discapacidad visual. Se interiorizó, comprendió sus necesidades y decidió ayudarlos con lo que sabe hacer, programar. Así fue que creó primero un software para PCs para ayudar a los no videntes a utilizar su computadora y, más tarde, una aplicación llamada Blind Communicator que permite que las personas no videntes puedan utilizar con mayor facilidad sus smartphones y tabletas (con Android).

“En 2012 tuve la oportunidad de conocer a un profesor de un instituto especializado en la capacitación de personas no videntes, quien me contó la experiencia y dificultades que tenían tanto los alumnos como los profesores a la hora de utilizar una computadora con el software más popular para invidentes, conocido como NVDA. Analizamos los lectores de pantalla, que guían y notifican al usuario sobre los cambios en el sistema, pero las alternativas disponibles eran inestables y no interpretaban símbolos ni iconos. Esto imposibilitaba la lectura, ofreciendo una plataforma de trabajo con un rendimiento errático y lecturas de pantalla parciales -explica-. A estas dificultades se suma la metodología de uso que se implementaron en estos programas, la cual radica en la combinación de teclas para ejecutar funciones especiales.”

Russo diseñó, en cambio, un sistema que tiene aplicaciones (un editor de textos, un reproductor de música, un navegador, una agenda y una calculadora) y en el que se simplificó su interfaz, al tiempo que se sumó una guía de voz que informa al usuario sobre los cambios en la pantalla, su ubicación dentro de cada ventana y las opciones disponibles en ellas.

El programa se probó en el instituto de invidentes donde, según Russo, tuvo bueno resultados. “Los alumnos afirmaron sentirse contentos de poder manejar la computadora, sin los problemas que experimentaban con los otros programas”, afirma. Russo luego se presentó en Innovar 2013, donde quedó nominado en la categoría “Producto Innovador”. Allí fue que decidió enfocarse en los dispositivos móviles.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/ML2S1baO4wE” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>